Fran Núñez franuci från Nunez

photographer fotógrafa

LA PEQUEÑA ITALIA 

-2018-

 

Sólo hay dos ciudades en Sudamérica formadas propiamente por inmigrantes, una se encuentra en Brasil, la otra, en Chile. Ambas por colonias Italianas. 

En 1904, 23 familias provenientes de Pavullo, Guiglia, Zocca, de la proviencia de Módena, de la región de Emilia Romagna, viajan en tren hasta La Rochelle (Francia), para embarcarse en el vapor Oruba, procedente de Liverpool (Inglaterra). Un viaje difícil de 31 días, que desembarcó en Talcahuano (Chile), el 10 de marzo de 1904. En tren se desplazan hasta Los Sauces (Región de La Araucanía), y desde ahí en carreta tiradas por bueyes, emprenden su viaje por tierras nativas e intransitables por la Cordillera de Nahuelbuta, hasta el lugar designado por la Inspección General de Tierras y Colonización, denominado “La Laguna”, donde Alberto Ricci, uno de los encargados de la colonización Italiana en la Araucanía, los esperó con la construcción de una extensa barraca con piezas de 3x3 metros, que albergó a los colonos. Sector el cuál es llamado hasta la actualidad como “Monte Calvario”.  

Los colonos cuestionaron su decisión de emigrar. En Italia tenían dificultades económicas, pero poseían una casa y animales. En Chile, fueron invadidos por fríos y lluvias de la cordillera. Tuvieron que hacer camino por una región inhóspita, de vegetación virgen, abundante e intransitable. No había nada. No tenían nada. 

El gobierno Chileno ofreció 60.000 hectáreas aproximadamente, para cien familias. Ricci, les ofreció a los colonos 70 hectáreas por familia, más 10 hectáreas por cada hijo hombre mayor a los 10 años, donde debían construir una casa de 12 metros de frente y cercadas con madera. Ricci, terminó quedándose con 6.000 hectáreas.

Para poder habitar el lugar repleto de colinas, comenzaron a talar los bosques a golpe de hacha y corvina, para construir casas y poder sembrar.

En 1905, llegó el segundo grupo de colonos, con 65 familias, provenientes de Zocca, Guiglia, Pavullo, Serramazzoni, Vignola, Bazzano y Savigno; embarcándose en el vapor Panamá,desde Francia, llegando a Talcahuano el 9 de marzo del mismo año, emprendiendo el mismo trayecto que el primer grupo. A diferencia la primera migración, el viaje y estadía fue más sacrificada. Se le entregaron 50 hectáreas por familia. Al igual que el primer grupo, no tenían casas. Con esta segunda llegada de Italianos, hubo un cambio en la ubicación de la población, ocupando actualmente lo que es Capitán Pastene. 

 

El progreso de la colonia “Nueva Italia”, aumentó rápidamente, debido al esfuerzo e intenso trabajo de los colonos. Se construyeron casas, aserraderos, molinos, negocios, la Iglesia San Felipe de Neri, el tren (los colonos construyeron 33 km. de líneas para conectarse con el resto de Chile). Por lo que en 1907, el Presidente Pedro Montt, asiste a la inauguración oficial del pueblo, llamándose Capitán Pastene, en homenaje al primer navegante Italiano en explorar las costas Chilenas, el Almirante Gianbattista Pastene.

Desde el 2004, se conmemora La Sagra (siginficado de fiesta en italiano) cada primer fin de semana de Marzo, la llegada de los colonos Italianos, los “nonnos”. Cada familia, vestidos según la época, con su respectiva carreta tirada por bueyes, se reúnen en la entrada de Capitán Pastene, es ahí donde se vive el primer aire italiano, se escucha de fondo el acordeón que rápidamente se acompañan con voces. Se dice que los nonnos llegaron cantando “Quel Mazzolin di Fiore”, la cuál hoy se corea como un himno por sus descendientes. 

La caravana de carretas, emprende un recorrido hasta llegar a la plaza, donde se da a conocer la cultura italiana en su totalidad, con platos típicos  (como la polenta y cappelleti, entre otros), los cantos y música italiana, la tarantela… Es el día donde las familias se reúnen y los turistas se sumergen de la cultura e historia Italiana. 

Este año, se conmemoró 114 años de la llegada de los nonnos. En un viaje de más de 12 horas, nuevamente llego a Capitán Pastenes, junto a mi familia, esta vez para vivir por primera vez La Sagra. En donde documenté fotográficamente la festividad, el reencuentro con el pueblo y sobre todo, el reencuentro con la famiglia, perché questa storia è parte della mia storia. 

Website is being currently update. There is more to come. Check back soon. 

 © 2020 by Fran Núñez. All Rights Reserved