top of page

El Blog,

monthly thoughts

© Fran Núñez
  • Fran

Diciembre, una bocanada

“El destino consistía en dirigirse a una vida más libre. Es un destino vago, nadie sabe cómo será cuando lleguemos allí. Es un viaje sin final, pero yo entonces no lo sabía. Simplemente viajaba. ¿A dónde si no podría dirigirme?” (El coste de vivir, Deborah Levy)


A inicios de mes cumplí 32 años. Hasta hace algunos años atrás, mi cumpleaños me generaba una estado existencialista y depresivo, sentía un vacío infinito. No había ningún hecho o fundamento real para eso, pero luego entendí que quizás, el sentido del sentir no provenía de ninguna razón lógica, sino un recuerdo no necesariamente mío. Suena extraño, lo sé, no voy a sumergirme en esta idea…. Entender esto fue como terminar un libro no muy bueno y pasar a otro, que sin duda, está siendo mucho más amable.


Reviví la cámara de mi infancia.

Pequeña historia: Tenía 7 años cuando hice mis primeras fotos. Mi mamá me retó porque había gastado todo un rollo en fotos del patio, el tendedero de ropa, la nube sobre el árbol, el triciclo de mi hermana en la entrada de la casa... Fue una pérdida de dinero, seguro. Pero ese día nos estábamos cambiando de casa, y era la última vez que vería eso. Era mi manera de recordar.

(retomando...) La cámara es una canon prima super 28. Mis recuerdos se traducen en una caja llena de fotografías mías de viajes, cumpleaños, días especiales como navidad, fotos casuales familiares, etc. Casi no recuerdo mi vida, así que tener esas fotografías es un verdadero tesoro, a colores un poco saturados y papel brillante. Ahora, ocupé la cámara en un viaje a Santiago y lo terminé al volver a “mi pueblo” (como siempre los Santiaguinos decían). La cámara no tuvo ninguna mantención, y esto fue lo que salió:

Fotografías analógicas canon
Fotos Canon Prima Super 28

Además de estas fotos analogas, volví a tomar la cámara digital para hacer fotografías de danza, algo que hace mucho-mucho tiempo no hacía. Estoy fuera de ritmo, sí. Lo bueno, es que también tuve que hacer fotografías de backstage, algo que amo mucho hacer. Es en ese espacio donde me puedo sentir más libre creativamente para documentar, creo que el lenguaje visual es más simple, geométrico y emotivo, algo distinto a lo que hago con los retratos imaginarios, por ejemplo. Pueden ver en instagram una pequeña muestra.



Y hablando de lenguajes visuales. Ayer publiqué “SIGUE”, que es el primer video de la serie Novens (un proyecto-experimento que mezcla el video con las letras, y van colaborando distintos artistas en la música, en las apariciones y traducción).

“Segui”, fue un poema que escribí el 2010, era mi primer año de literatura y no sabía (aún no sé escribir poemas). La versión orginal la escribí en portugués - intento de portugués - y hablaba sobre ese sentimiento de estar sin estar (de un modo muy dramático.)


poema

Después cambié la versión y el enfoque, muchas veces, quizás ahí me perdí un poco, pero el resultado visual quedó bonito. La música es de Cordillera De La Costa, que creó esta maravilla sonora a partir de la primera maqueta de video que le envié. La traducción la hizo Pamela Jeraldo Ramírez, con la última versión del poema. Seca! hizo un trabajo buenísimo. Y en las imágenes, aparece mi prima Almendra del Moral, que con fotografiar y muy pocas instrucciones y muy poco conocimiento del poema, expresó súper bien la atmósfera emotiva. Es muy pro! Lo dejo aquí para que lo veas :)








Para compartir:


* En pandemia, veía casi a diario los lives de Lou Doillion. Ella leía poesía o fragmento de libros en inglés y francés, y después tocaba su guitarra. Era hermoso. La sigo por ig hace muchos años y he ido anotando cada vez que muestra sus libros. "El coste de vivir” de Deborah Levy, era uno de esos. Fue un regalo cumpleañero y fue bastante significativo. El libro trata de una mujer (la misma autora), está en un periodo de crisis, como cuando los remezones ocurren como olas. Fue sentir que de alguna manera estaba cerrando un ciclo con alguien guiándome a través de las palabras. Fue bonito.


* Estoy escuchando los 100 mejores discos del 2022 según la Rolling Stone. Voy en el 73 (empecé hace dos semanas). Ha sido un muy buen experimento. He descubierto muchos nuevos artistas, que probablemente nunca habría escuchado, que no están mal, y otros que nunca volveré a escuchar. Pero sin duda recomiendo escuchar discos desconocidos, salir un poco de la zona de confort, abrir la mente y dejarse maravillar... o no jajaja.




Estoy terminando este año con noticias maravillosas, que en su momento las contaré, serán los primeros en saber! ♡ Les deseo un muy feliz año nuevo! Gracias por leer y hasta la próxima :)






bottom of page